Danza Contemporánea, visión personal del movimiento

Danza Contemporánea, visión personal del movimiento

La danza contemporánea no es, en ocasiones, muy comprendida o conocida aún en nuestro entorno, pero a la vez es ciertamente cercana a nuestra faceta más natural. Cuando vemos Danza Contemporánea podemos pensar muchas cosas: “demasiado abstracta”, “muy difícil para mí”, “me gusta observar pero no la veo como para practicarla”… Pero es cierto que hasta que no nos acercamos realmente a algo no lo conocemos.

Danza contemporánea - Conectados

La danza contemporánea puede nacer personalmente de cada individuo, y desarrollarse, madurar o cambiar como un enriquecimiento de la vida.

Esta danza invita a vivir una experiencia especial con el propio cuerpo de forma natural y creativa, dando paso a una conciencia de las múltiples posibilidades que tenemos de manejarnos, interactuando con nosotros mismos y con los demás, a la vez que desarrollamos un lenguaje infinito, que siempre está abierto a ser enriquecido.

Cuando aprendemos danza contemporánea, educamos nuestro cuerpo para ser libre, para que aprenda a adaptarse, para que rompa esquemas convencionales, cuide con delicadeza una expresión,… se trata de ser conscientes de que en nosotros reside un alma, una personalidad, unos sentimientos y sobretodo unos impulsos naturales que en la cotidianidad muchas veces restringimos por la propia adaptación social. En este momento de experiencia con el cuerpo no nos preocupamos de los juicios, que coartan tanto nuestra naturalidad. Aquí sólo podemos comprender que lo natural es bello y que para llevarlo a la práctica sólo necesitamos confiar en nosotros mismos.

A partir de esta práctica especial de la conciencia corporal, aprendemos a confiar, a relacionarnos no sólo con los demás sino también con el espacio o entorno en el que nos movemos, a comunicarnos con una energía y a respetar todo lo que hay relacionado en ese momento. No hemos de olvidar que la danza es un arte y que aprenderla nos llevará a conseguir desarrollar también nuestro sentido estético que iremos poniendo en práctica conforme avancemos en este aprendizaje.

Danza contemporánea en Almería

Existen muchas prácticas de danza contemporánea y todas ellas han surgido a partir de necesidades concretas de movimiento referidas a cuestiones personales o sociales. La rigidez del stress en nuestros días necesita de la relajación a la que tanto intentamos recurrir a veces (la práctica del release, por ejemplo, nos ayuda a fluir con nuestro cuerpo con el menor esfuerzo posible y a la vez con una energía despierta y dinámica); el trabajo mecánico diario o el hábito cotidiano también necesita de la creatividad espontánea que enriquece nuestra vida (improvisación, creación); el contacto con los demás que a veces suplimos con tecnologías u omitimos directamente por mecanicidad (contact); el conocimiento y las curiosidades a cerca de nosotros mismos y de lo que podemos llegar a hacer con nuestro propio cuerpo (técnicas, que nos enseñan a controlar nuestro cuerpo para conseguir hacer una gama más amplia de posibilidades de movimiento y expresión). Cualquier forma expresiva es aceptada, reflejando ideas, sentimientos o imágenes, apoyándonos en un contexto al que nos adaptamos y nos impulsa para comunicar corporalmente.

Practicar la danza contemporánea es atreverse a experimentar y vivir la experiencia infinita que nos brinda el cuerpo.

Publicado en:

http://www.emmaalmeria.es/danza-contemporanea-vision-personal-del-movimiento/